Technicolor histriónico

Escrito por Nando Vivas el 04/12/2013

Cuando sientes la náusea incontenible apoderándose de todo tu cuerpo, cuando tus más bajos instintos emergen desbocados, cuando deseas lo indeseable, cuando tus fluidos corporales fluyen sin control, cuando has perdido la cabeza, cuando no la buscas, cuando eres incapaz de encontrarla, cuando esto ocurre: ¿has perdido todo rasgo de humanidad o realmente te conviertes en humano por ello, en el más humano de todos? Un ser que, ante todo, desea el control, porque sabe que no lo tiene. Nando Vivas nos enfrenta a una realidad que deseamos mantener en la intimidad, la humillación y la vergüenza de lo que todos compartimos pero restringimos, lo desagradable, obsceno y escatológico.

Nando Vivas. Untitled 28. 2011. Oil on paper. 170x97,5cm

Se nos escapa una sonrisa ante lo aberrante y excrementicio de su obra y a su vez nos ruboriza porque reconocemos en ella nuestros propios defectos, nuestra monstruosidad y nuestros excrementos. La fuerza de su trabajo reside, justamente, en la capacidad de expresar sin tapujos y sin caer en tópicos, lo brutal que hay en cada uno de nosotros.

Untitled 29. 2013. Ink on paper. 180x151-cm

Apoyándose en un colorido fuerte y brillante, su obra nos resulta atrayente y al instante, esos colores y ornamentos kitsch, chocan con la representación de unas escenas brutales y explícitas que nos remiten a la oscura sordidez de nuestra mente inconsciente, ahora revelada en technicolor. El estilo, claramente inspirado en el universo del cómic underground y con referencias a la cultura de masas, roza el camp más insultante, directo y desaforado. N. Vivas aprovecha la aparente vacuidad referencial para ironizar sobre una sociedad desquiciada, histriónica y a la vez reprimida y represiva en la que no hay salvación ni salida aparente.

Inés Casarejos Comesaña.
Doctora en Artes por la Universidad de Vigo.


Categorizado como Ilustración